Máquina Granizadora: una manera refrescante de aumentar los ingresos de un bar

Para el dueño de un bar, tener una granizadora durante la época de verano le permitirá ofrecer una serie de bebidas refrescantes con y sin alcohol, que sus clientes agradecerán con toda seguridad.

Usualmente encontramos en la mayoría de bares granizados de limón, frutas o café, pero también se pueden preparar granizados de mojito o de otros cocteles muy apetecibles durante el verano.

Una granizadora permite enfriar una bebida al punto de la casi congelación, mediante un sistema de palas que evita que se solidifique.

Ante la gran popularidad que las granizadoras han cobrado en los últimos años, ha aumentado la oferta, se pueden encontrar algunas para preparar sólo granizados, y otras que también pueden preparar batidos, yogur helado, sorbetes, e incluso algunas permiten granizar bebidas con gas.

¿Cómo elegir una granizadora para un bar?

Lo primero es determinar qué tipo de bebidas se quiere ofrecer a sus clientes y qué cantidad se consumirá diariamente.

Capacidad y material del depósito

Hay granizadoras con uno, dos o tres depósitos, cuya capacidad puede variar desde 2,5; 6 y más de 10 litros. En los bares suelen utilizarse las de 6 litros, pero todo depende del volumen de clientes.

El material utilizado en el depósito también es importante. Lo usual son los depósitos transparentes de policarbonato, material que presenta una resistencia bastante alta además de ser atóxico (el mismo que usan las mamaderas de guagua). Otro material también utilizado para los depósitos es la resina Lexan cuya principal característica es su alta resistencia térmica.

Si el bar está en una zona donde la venta de bebidas granizadas es alta, se puede pensar en granizadoras de alta capacidad, de 15 a 30 litros, y que suelen ser más rápidas por cuanto disponen de circuitos de refrigeración de mayor potencia que fabrican el granizado más rápido.

Palas removedoras

Generalmente son de plástico, y pueden estar colocadas vertical u horizontalmente; esta disposición implicará que la granizadora sea más o menos alta. Las funciones de las palas son: remover la mezcla para que se convierta en un bloque sólido de hielo, y quitar el hielo que se va formando en el condensador.

Dispensador

También se debe considerar la llave dispensadora de la bebida ya preparada. Es importante que se evalúe si el dispensador tiene algún sistema antigoteo y que sea desmontable para su correcta limpieza. Cabe recordar que las bebidas son azucaradas.

Sistema de enfriamiento

El funcionamiento de una granizadora es sencillo, se basa en un compresor que utiliza gas refrigerante y que logra la condensación a través de un proceso de ventilación forzada en la mayoría de los modelos.

Otras características importantes de una granizadora:

  • Facilidad de limpieza: esto es muy importante, ya que este proceso deberá hacerse cada dos o tres días para evitar contaminación de la bebida. Idealmente, los depósitos y dispensadores (llaves) deben ser desmontables.

·        Verificar si la granizadora tiene algún mecanismo para sacar el producto sobrante.

  • Algunos modelos ofrecen la posibilidad de bloquear el sistema de palas cuando se abra la tapa del depósito.

Capacidad de regular la densidad: en los modelos de varios depósitos, suele ofrecerse la posibilidad de tener en cada depósito diferentes densidades.